El joven natural de Láncara Andrés Álvarez Toirán (1994) viene de hacerse con la batuta de la Escuela Banda de Música de Antas de Ulla. Hoy conversamos con él para conocerlo un poco mejor y saber los proyectos que tiene para la formación.

El nuevo director comenzó sus estudios profesionales de música en el Conservatorio Xoán Montes de Lugo y finalizó en el Conservatorio Profesional de Santiago de Compostela. Posteriormente, cursó los estudios superiores de música en el Conservatorio Superior de Música de A Coruña.

Anuncia un evento de fin de curso para lo 18 de junio con todos los alumnos y alumnas de la Escuela de Música y la actuación de la Banda por el San Juan.

Quién es Andrés Álvarez Toirán? Cuál es tu origen a nivel personal y musical?

Me crié en mi villa natal de La Puebla de San Julián (Láncara) y comencé mis estudios en el Conservatorio Profesional de Lugo a los 9 años de edad. Soy el primer músico de mi familia y comencé en esta profesión gracias a mis padres, que me animaron a formar parte de la banda de música que había por aquel momento en mi pueblo. Posteriormente, y gracias a ellos, me anoté en el Conservatorio de Lugo.
Por motivos laborales, nos trasladamos a Santiago de Compostela y allí finalicé el Grado Profesional. Tras las dudas típicas de un adolescente al finalizar el Bachillerato, me decidí a continuar con mi formación musical para poderme dedicar a lo que hoy en día es mi profesión.

Como llegas a la Banda de Música de Antas de Ulla?

Ya había tocado con la Banda de Música de Antas de Ulla en varias ocasiones, llevando siempre una muy buena impresión de la formación en cuanto a la calidad humana y musical. Por eso, cuando vi que abrían el proceso de selección para la elección de un nuevo director, no lo dudé y me presenté.

 

Andrés Álvarez Toirán con los músicos de la Escola Banda de Música de Antas de Ulla.

 

Cuál es tu proyecto para la formación?

En primer lugar, me gustaría continuar con el trabajo de calidad que se vino realizando hasta ahora por parte de la directiva y de Javier.
Pienso que la Banda de Música de Antas es un bien cultural muy importante para la villa, ya que lleva su nombre allá a donde va. Por eso, intentaré que la calidad musical sea siempre una premisa fundamental en nuestro trabajo diario para así alcanzar los mayores éxitos posibles.

Y los planes para la Escuela de Música?

La Escuela de Música es el pilar fundamental sobre lo que se sostiene la Banda. Gracias a la formación que se ofrece, el alumnado adquiere unos conocimientos musicales que le permiten desarrollarse. Cuanto mejor sea la formación ofrecida, mejores serán los resultados futuros de la Banda. Sin embargo, estamos organizando un campamento musical en el que se ofrecerán masterclass con músicos de renombre para todos los alumnos de la escuela.

Ya tuviste los primeros ensayos? Como fue la acogida?

Sí, la verdad es que desde el primer momento la acogida fue muy buena. Durante estos primeros ensayos me di cuenta de que además de ser compañeros de atril, los músicos de la banda son una piña y esto hace que me sienta como en casa.

Tenéis ya algún concierto o actuaciones previstas de cara el verano?

Lo cierto es que sí. Estamos preparando ya el final de curso de la Escuela de Música con un evento que llevaremos a cabo el día 18 de junio, en el que participarán todos los alumnos. Además, tenemos también el ojo puesto en la actuación que realizaremos durante las fiestas de San Juan, para la que ya estamos ensayando con mucho entusiasmo.

Entre los objetivos de esta nueva etapa está el de captar nuevo alumnado? Intentando llegar también a ayuntamientos cercanos?

La verdad es que sí, el incremento del alumnado siempre es un aliciente que garantiza el futuro de la formación y que nos anima a seguir trabajando. Sin embargo, siempre tenemos las puertas abiertas a todo el mundo que quiera formar parte de la Escuela y de la Banda de Música de Antas de Ulla. A día de hoy, algunos alumnos y componentes de la banda vienen desde otros ayuntamientos, lo que nos demuestra que estamos ante un bien cultural que debemos conservar y por el que debemos luchar.

Andrés Álvarez Toirán.